Have an account?

You, writer: ¿Oficio Romántico o Peón de la Industria Editorial?



Primer asalto:
Estrenamos sección y, para ello, queríamos lanzar una pregunta punzante a los escritores a cerca de su labor: ¿oficio romántico o peón de la industria editorial?

Hace pocos días leímos un artículo en el cual, una autora novel, hablaba desde su perspectiva sobre el mundo editorial.
El texto hablaba de un mundo editorial hermético en el cual un autor novel a penas tenía lugar. Se comparaba a los escritores con prostitutas, alegando que las editoriales solamente escogían obras con la misma temática que tiene éxito en el determinado momento.

Todos, en mayor o menor medida, hemos podido comprobar como los estantes de las librerías se han llenado con obras de temática erótica desde que salió, hace aproximadamente un año, la trilogía Cincuenta Sombras de Grey de E.L. James.
El éxito ha sido tal que muchos autores - contratados o por propia decisión - se han subido al carro de la literatura erótica.
Pero, ¿ha sido obligatorio escribir erótica o adaptarse al género en los últimos meses?

Hace tiempo leímos, en voz de un autor anónimo, algo así como “Los lectores son gilipollas”.
Supusimos en su momento que, con tan soeces palabras, quiso referirse a los lectores de “literatura comercial”, siguiendo conclusiones paranormales en las cuales se afirma que todo lo que se publica es de calidad escasa.

Por otra parte, diversos autores consolidados o en puestos privilegiados, han aportado su granito de arena a los escritores publicando “consejos” o “patrones” para que los escritores pudieran corregirse. Entre las diversas listas tiende a coincidir, por ejemplo, la impecable ortografía, la adaptación del escritor a las editoriales o procurar originalidad. Algunos incluso se han atrevido a proporcionar nociones sobre el editado de texto.

Algunos escritores profesionales afirman que, para sobrevivir al mes escribiendo, debes plantearte escribir lo que requieran a través de una editorial, sin importar si son textos divulgativos, libros de texto o la imitación a una obra que esté funcionando en el mercado.
Sin embargo hay otra opción: conseguir un trabajo y dedicar las horas libres a escribir la novela que desees, independientemente de la temática que trates. Se insiste en que da igual el tema que trate la trama, lo importante son otros factores.

En el mundo editorial encontramos multitud de editoriales dedicadas a un genero u otro, algunas incluso tienen sellos dentro de la misma editora para diferenciar - por ejemplo - las novelas románticas de los thrillers.
Teniendo en cuenta ese punto, es posible encontrar una editorial independientemente del género que escribas. Ahí entra en juego el “como lo escribas”.

Y es que, tal vez, algunos autores pequen de impacientes. Algunos tal vez no sepan escuchar cuando alguien mayor les corrige. Algunos tal vez deberían probar suerte en otros campos. Quién sabe...
El caso es que, ahora que la autopublicación está tan extendida, nos encontramos ante una situación que recuerda a un eslogan punk: “Hazlo tú mismo”. El autor pretende abarcar las tareas de escritor, fotógrafo/diseñador gráfico, editor, corrector, maquetador, publicista, vendedor,... Y, salvo excepciones, suelen flaquear en un punto u otro. En algunos casos en la tarea de editar y corregir.

Entonces, ¿Por qué cuesta tanto que una editorial apueste por tu novela siendo autor novel?
¿Los escritores estamos obligados a prostituirnos o solamente es una opción? ¿Tienen los lectores algo que decir respecto a lo que las editoriales publican?
You, writer: ¿Oficio Romántico o Peón de la Industria Editorial? 

5 Susurros:

MundoDeLibros dijo...

La verdad es que a mi el género erótico y el éxito que esta teniendo no me coge mucho...des de que leí 50 Sombras(y no me gustó para nada) dije que nunca más volvería a leer un libro del mismo género. Yo creo que eso de que las editoriales mandan y da igual que la novela sea divulgativa, copiada o cualquier otra cosa está muy mal, ya que el escritor tiene todo derecho a escribir lo que quiere, y aunque no sea algo que el editorial quiera, tendría que respetar. Además hoy en día esta teniendo mucho éxito lo comercial, y eso no está nada bien.

Un saludo.
Nos leemos!

Rebeka dijo...

Como dice un gran amigo escritor, si quieres escribir de forma romántica puedes hacerlo teniendo otro trabajo, si eres novel y quieres ser publicado tendrás que escribir algo que pueda interesar a las editoriales para que apuesten por ti. Cuando tengas nombre y lectores, quizá puedas escribir la novela que realmente quieras escribir.

Si se quiere vivir de la escritura, entonces tendrás que guiarte por unos gustos, por unas modas. Dándole tu toque personal, con mucho tesón y paciencia. Entrar en este mundo es muy díficl. Hay mucha saturación. Pero entonces ya se está viendo la literatura como trabajo, y en todos los trabajos has de seguir unas normas.

Me encanta la erótica, por lo que no puedo ser muy objetiva, pero como lectora devoradora de libros, sé los libros que me gustan, los que no están mal, y los que adoro. Y me lo pienso mucho a la hora de leer. No leo todos los títulso del género, tienen que tener algo.

El panorama editorial, solo los lectores lo podemos cambiar un poquito. Si no compramos, tendrán que reorganizar las cosas. Pero, quién puede vivir sin libros??
La erótica no existía antes de 50 sombras? no había sexo en la escritura...? Una cosa es la moda y otra el género xD
No todos los libros son iguales, no hay que prejuzgar.
Pasó igual con los vampiros. Tuvieron su boom, pero ya existía buena literatura de vampiros mucho antes de Crepúsculo. Es más, vampiros de verdad y no edulcorados.

Creo que la cosa está en saber elegir las lecturas.
Es solo mi opinión, claro.
Y ya no digo más que me he explayado un montón ;-)

Besos, mininos!

Víktor dijo...

Yo, por mi parte, respeto ambas ramas de la escritura.
Si quieres vivir de ello, está claro que deberás adaptarte a lo que buscan las editoriales que es, de una forma u otra, lo que busca el "gran público". Si por tu parte prefieres escribir sólo lo que te venga en gana, también puedes hacerlo y probar suerte. Si no la hay con ninguna editorial siempre puedes recurrir a la autopublicación clásica o a Amazon.

Pero no por ello creo que esté todo cerrado para los autores noveles. Es complicado publicar pero -por experiencia propia- muchos no sabemos ni siquiera qué hacer para no caer muertos. O, lo que es lo mismo, no sabemos a dónde dirigirnos ni como, y muchas veces desconocemos como funciona en realidad este mundo. Por ello yo soy de los que tocan el suelo con los pies y siguen trabajando, aprendiendo y buscando la manera de entrar en el círculo editorial. No desespero, me armo de paciencia y procuro aprender de mis errores (que no son pocos). Ya llegará el día de salir del armario :P Sólo quiero estar preparado para cuando llegue el momento

Francesc dijo...

Mi experiencia como sherpa literario es que a las editoriales les gusta mucho apostar por autores noveles por varias razones:

1) En las listas de los más vendidos suele haber siempre debutantes (como en su momento Stephenie Meyer o Ildefonso Falcones)
2) A un autor novel se le puede ofrecer un anticipo más bajo, por lo que es más fácil rentabilizar la inversión.
3) Los autores consolidados ya se sabe más o menos cuál es su capacidad de venta, mietras que alguien nuevo puede ser una sorpresa (como Suzanne Collins en el juvenil).

Por todo esto, animo a no tener prejuicios y a seguir trabajando para que vuestras obras vean la luz. Si son rechazadas o os responden con silencio, será porque no es exactamente lo que busca la editorial, no porque haga falta tener un nombre o el enchufe de un padrino.

¡Abrazos fuertes!

Francesc

La Estación De Las Letras ♥ dijo...

Por mi parte hay cabida para todo. Por que si algo hay, es diversidad de opiniones y de gustos...

Pero a modo personal, he de decir que ya estoy más que cansada de que todo lo que se publiqué sea erótico. (me da igual las comparaciones) para mi es tan simple como no leerlo, no hay más. Si no me interesa leer erótica no la leo y no monto un circo. Ahora, lo que me indigna es ver que ahora la erótica es como algo nuevo, como si nunca antes hubiese existido. PUES NO SEÑORES!! jjajajaja la erótica viene de lejos, y respaldada por muy buenas autoras. Pero aquí parece ser que ha sido un descubrimiento, como un nuevo día... anda y que me rasquen el pie!!

¿Culpa de esto? ni idea. Supongo que en gran parte las editoriales por permitir que no se filtre otro tipo de narrativa bajo sus sellos más que el sexo porque es lo que vende.
Y no menos culpables nosotros por comprar todo los que nos venden.

Chicos, este tema da para mucho...yo no pretendo judgar a nadie sobre su criterio lecturil, pero anda cada perla suelta que mejor esconderse.

Me encantan estos debates, yo hago propuestas que me encanta!! hay una que sería muy interesante. Colaboraciones de editoriales a blogs que pegan patadas al diccionario como yo bocados al bocadillo de Nocilla... si de lo que se trata es fomentar la lectura y de dar una imagen de culto, ¿no deberían precisamente las editoriales ser algo más conservadoras y ser más selectas, a la hora de seleccionar un blog y no fijarse tanto en el número de seguidores si no más en la calidad del contenido del mismo?

Yo veo cada uno que me derrite las retinas, entre faltas de ortografía y lo poco cuidada que tienen algunos (no todos) la imagen, es para replantearse muchas cosas.

Ahí lo lleváis!! jajjjaja

Besos mininus♥


Publicar un comentario en la entrada