Have an account?

Wyatt



Wyatt es un ladrón veterano. Imperturbable y enigmático, tiene en su agenda un robo de joyas de los que le gustan: ni muy extravagante ni demasiado ambicioso. Solo tiene que vigilar a Alain LePage -un conocido correo «portamaletines» cuyo trabajo es acompañar la mercancía en tránsito para luego desaparecer cuando esta es entregada- y encontrar el mejor momento para hacerse con el botín. Aunque Wyatt prefiere trabajar solo, este encargo se lo proporciona Eddie Oberin, un antiguo conocido del ramo; sin embargo Wyatt no acaba de fiarse de él. Juegan con ventaja, ya que es la exmujer de Eddie, Lydia, la que tiene todos los detalles internos de la operación. Si a esto se le añade la habitual meticulosidad de Wyatt en la preparación del golpe, ¿qué puede salir mal? Todo. Y cuando alguien traiciona a Wyatt, no vale con huir…


Cuando leí la sinopsis de este libro pensé que podría ser algo emocionante y lleno de acción. Para un ladrón como Wyatt, ganarse la vida es un poco más difícil ahora que la tecnología va ganando terreno y las seguridad es más estricta. Él tiene habilidades: es inteligente, siempre tiene un plan B y piensa en casi todo lo que puede llegar a suceder en el golpe. Pero, digamos, es un ladrón es de la vieja escuela: nada de tecnología, solo dinero en efectivo y joyas. 

La historia da comienzo cuando le dan el soplo de un trabajo en el puerto. Pero no sale del todo bien, entonces es cuando se ve envuelto en otro trabajo un poco más complejo, ya que no solo el trabajo: es algo que no ha planificado él, sino que la persona que lo orquesta es la ex esposa del hombre que le da el soplo anterior y parece ser su alma afín. Por otro lado esta Le Page, un mensajero que no es lo que parece y que complicará más todo el asunto. 

Contada desde el punto de vista del ladrón, Wyatt es una lectura interesante. Presenta al "criminal" de una manera "real", con matices de sus pensamientos y sentimientos pero, por lo demás, no he encontrado excesiva originalidad. Podría decir que es una lectura interesante, pero no me ha terminado de gustar la manera en la que el escritor se diluye en ciertos momentos, dando muchas vueltas y dejando la trama en un segundo plano, haciendo que esta sea más lenta y pesada. 

Pensaba que este libro era autoconclusivo, pero al parecer es parte de una saga donde quizás el personaje evoluciona (o los casos son más adictivos). No se que pensar sobre Wyatt, solo sé que el personaje me llama la atención y espero que los casos y sus historias estén mejor construidas en el resto de la saga.

0 Susurros:

Publicar un comentario en la entrada