Have an account?

Las Eternas




Venecia 1908. Gian Carlo Montalbano y su hija Silvana instalan su juguetería, La Grotta della Fenice, frente a la antigua y emblemática juguetería de los Corsini. Los juguetes de los Montalbano son la última generación de autómatas que se pueden encontrar en el mercado y sus muñecas son tan perfectas que parecen de carne y hueso. Mario Corsini, decidido a averiguar los secretos del arte de los Montalbano, se adentra en la juguetería y entabla amistad con la fría e inteligente Silvana. Sin embargo, lo que Mario descubrirá en La Grotta della Fenice desafiará los límites de su imaginación y hará estremecer los cimientos de la sociedad veneciana, sumiéndola en una espiral de horror y muerte.



Ya conocí a la autora con su primera novela, la cual me atrapó y enamoró a partes iguales. No cavilé mucho cuando vi que había escrito Las Eternas. Existe algo dentro del mundo creado por Victoria Álvarez que me encanta y es capaz de envolverme hasta ese final de infarto al cual nos tiene acostumbrados.

La novela está ambientada en la Venecia del siglo XX. Se nota la labor de documentación y los paseos por las calles de la ciudad italiana, ya que el realismo con el cual nos narra su emplazamiento es espectacular: los canales, los rincones e incluso sus fiestas y sus costumbres. Muchas veces, si cierras los ojos, puedes imaginar a la perfección la ciudad y la juguetería que nos describe.
Muchos han catalogado Las Eternas como novela de terror, pero yo más bien creo que ese halo de miedo y oscuridad que la envuelve es una parte del misterio en la historia.

Los personajes son realistas y están bien construidos: Mario es un hombre sufrido y siente que la responsabilidad y la prudencia son parte de la vida. Su hermano Andrea es todo lo contrario. 
Durante la historia comprobaremos la evolución de dichos personajes y cómo se amoldan a las situaciones que les impone el destino. 
Por otro lado está Montalbano, el famoso juguetero y amable vecino que, a medida que avanza la narración, compruebas que no es todo lo que parece. Y su hija, la clave de todo ese misterio. Tal vez he encontrado a faltar ver más los sentimientos de Silvana, pero eso hace que la historia sea más misteriosa y compleja. 

La pluma de Victoria es cuidada y constante, hasta que -al final- te deja con la boca abierta. No sé como, pero tiende a dejarme sin aliento al final de sus libros.
No veo el momento de leer su siguiente novela y descubrir con qué nos sale. Esta autora es todo un descubrimiento. 


2 Susurros:

Lorena Luna dijo...

Me encanta esta autora, he leído los dos libros que tiene publicado y me han encantado, historias muy originales y bien cuidadas. Estoy deseando leerlo lo nuevo que va a sacar con la editorial Lumen :)

Besos :*

Girl Pink dijo...

Lo tengo pendiente de un sorteo que me toco.Gracias por tu reseña.
Besos ♥

Publicar un comentario en la entrada