Have an account?

El Enigma del Cuervo


Título Original: The Raven
Año: 2012 
Duración: 110 min.
País: USA
Director: James McTeigue
Guión: Ben Livingston, Hannah Shakespeare
Música: Lucas Vidal
Fotografía: Danny Ruhlmann
Reparto: John Cusack, Alice Eve, Luke Evans, Brendan Gleeson, Kevin McNally, Pam Ferris, Oliver Jackson-Cohen, Dave Legeno, Brendan Coyle, Sergej Trifunovic, Sam Hazekdine, Ian Virgo, Ana Sofrenovic
Género: Thriller

En “El enigma del cuervo”, una madre y una hija son brutalmente asesinadas en el Baltimore del siglo XIX, y el detective Emmett Fields (Luke Evans) descubre algo sorprendente: el crimen se parece enormemente a uno de ficción publicado en el periódico local, que forma parte de una colección cuyo autor es Edgar Allan Poe, entonces considerado como un paria. La policía interroga al escritor, pero en ese mismo momento se comete otro horrible asesinato que también se inspira en una de las historias de Poe. El detective se da cuenta de que se trata de un asesino en serie que se basa en las historias de Poe para cometer sus sangrientos crímenes, y le pide ayuda al escritor para detener al culpable. Pero cuando todo apunta a que alguien muy cercano a Poe puede convertirse en la siguiente víctima, ya hay demasiado en juego y el autor decide hacer uso de sus poderes de deducción antes de que sea demasiado tarde.




Tal vez con “El Enigma del Cuervo” me he encontrado ante una de las obras menos inspiradoras para reseñar. La poca coherencia, la falta de intriga y la poca sal que trae consigo el guión hacen de éste film algo aburrido y pesado hasta límites insospechados.
También la carencia de aspecto biográfico y las licencias permitidas hacen fuerza en cuanto a punto negativo se refiere.


Pero no iba a ser todo malo... Nos encantó la fotografía en general (a excepción de alguna escena). Ese es, tal vez, el único punto fuerte del film. Los actores del reparto tampoco trabajan mal, pero dudaría mucho que alguno llegara a ser recordado por su participación en este film. 

A grandes rasgos, nos encontramos ante una obra grisácea que no parece hacer absolutamente nada para llamar nuestra atención. 110 minutos que transcurren sin pena ni gloria por la pantalla y donde la fotografía es la única encargada de aguantar el enorme peso de un film que se arrastra, moribundo, a través de los segundos (en los cuales, a veces, te entran ganas de salir corriendo).

1 Susurros:

Rebeka dijo...

No sabía de este film. La idea no es mala, a mi la sinopsis me atrae, quizá no han sabido cómo enfocarla.
De todas formas tengo curiosidad, quizá algún día la vea, para contrastar tu opinión!;-))

Abrazos.

Publicar un comentario en la entrada