Have an account?

Coraline



Ilustraciones de Dave McKean.
«Al día siguiente de mudarse de casa, Coraline explora las catorce puertas de su nuevo hogar. Trece se pueden abrir con normalidad, pero la decimocuarta está cerrada y tapiada. Cuando por fin consigue abrirla, Coraline se encuentra con un pasadizo secreto que la conduce a otra casa tan parecida a la suya que resulta escalofriante. Sin embargo, hay ciertas diferencias que llaman su atención: la comida es más rica, los juguetes son tan desconocidos como maravillosos y, sobre todo, hay otra madre y otro padre que quieren que Coraline se quede con ellos, se convierta en su hija y no se marche nunca. Pronto Coraline se da cuenta de que, tras los espejos, hay otros niños que han caído en la trampa. Son como almas perdidas, y ahora ella es su única esperanza de salvación. Pero para rescatarlos tendrá también que recuperar a sus verdaderos padres, y cumplir así el desafío que le permitirá volver a su vida anterior.»

Fue a través de la adaptación cinematográfica de Henry Selick que tuvimos el placer de conocer ésta historia de Neil Gaiman, por lo tanto las comparativas del libro con el film mencionado se nos hacen prácticamente inevitables.
Debemos advertir que, contra la versión cinematográfica, encontramos en el libro un mundo mucho más oscuro, dónde los personajes que protagonizan la historia nos parecen más tétricos y cercanos al terror infantil-juvenil. Éste es, a nuestro parecer, el rasgo que más diferencia la versión original de Gaiman con la adaptación de Selick.
También “encontramos” a faltar a algún que otro personaje, pero eso ya es algo más opcional, puesto que la historia transcurre correctamente a medida que pasan las páginas.
La forma de redacción nos transporta a través de una lectura sencilla y ágil, alejándose de “Alicia en el País de las Maravillas” (cual usa un lenguaje más clásico), obra que ha servido en incontables ocasiones como referencia y/o comparación. Coraline es un libro ideal tanto para jóvenes como para adultos (aunque, claro está, que cada cual vivirá la historia desde su punto de vista). La lectura ideal para quiénes disfruten de los trabajos de Tim Burton y otros autores por el estilo en distintos ámbitos artísticos.
En Coraline viviremos en la piel de una niña que sufre las consecuencias de una mudanza familiar. Al instalarse en su nuevo hogar se verá obligada a iniciar nuevas relaciones con sus vecinos (dos actrices retiradas obsesionadas con los perros y un anciano algo excéntrico que trabaja en un circo de ratones).
Será en su nuevo hogar donde descubrirá un portal que la transportará a un “otro mundo”, ese otro mundo que conocerá será tan igual como diferente al suyo. 
Desde Almas de Viento os invitamos a conocer el otro mundo...

¿Os dejaréis llevar por el brillo de los botones?

4 Susurros:

Clau dijo...

Vi la película con mi hermana, y a pesar de que no se ajustaba mucho a mis gustos visto lo que has dicho ya me ha interesado un poco, sobretodo por lo de ''más tétrico''
Buena reseña!
Un besito!
http://metidaentrelibros.blogspot.com.es/

Víktor dijo...

Saludos Clau!
Yo he de reconocer que la película me agradó, aún así (tal y como señalamos en la reseña) el libro nos pareció más tétrico, más gótico, más "auténtico". Si te atreves a leerlo ya nos contarás qué te parece!! :)
Besos

Saru dijo...

El cómic me gustó por ser más tétrico así que me gusta leer que me encontraré algo parecido con el libro. Espero leerlo pronto :)

Víktor dijo...

Pues yo el cómic no he tenido el gusto!! Las ilustraciones son en la línea del film?
Eso, eso... a leerse el libro se ha dicho :P

Publicar un comentario en la entrada